Érase una vez un hombre que trabajaba día y noche, su nombre era Señor Emprendedor. Él soñaba con tener un negocio exitoso, trabajadores contentos, clientes satisfechos y una idea disruptiva. Por eso trabajaba incansablemente para alcanzar estos objetivos, hasta que un día colapsó pues nunca salía de su lugar de trabajo. ¿Te sentiste identificado?

Claramente ningún emprendedor quiere que su negocio falle y hará hasta lo imposible por recuperarlo, pero es realmente importante tomar unas vacaciones para regresar recargado de energía y lleno de nuevas ideas. 

Así que ya te quedó claro porque debes tomar vacaciones, ahora te diremos algunos lugares a los que puedes viajar para refrescar la mente y llenarte de ideas grandiosas: 

1. Silicon Valley

En este valle de la costa oeste de Estados Unidos que ha visto nacer a algunas la más grandes y exitosas empresas del mundo, seguro encontrarás algunas ideas que pueden estarle haciendo falta a tu negocio para que de el gran brinco hacia una empresa exitosa.

3. São Paulo

La ciudad de mayor crecimiento empresarial de América latina te mostrará más de una empresa, y podrás generar alianzas estratégicas para ampliar tu negocio a lo largo del continente.

2. Tel Aviv

Considerada el segundo mayor ecosistema de emprendimiento según un estudio realizado por StartUp Genome. Ubicarse en un sitio donde hay tanta inspiración en el ambiente puede permitirte traer ideas nuevas que serían cruciales para mejorar tu negocio.

4. Nueva York

La gran manzana, la ciudad de los sueños, en este lugar podrá inspirarte con su gran historia y abrumantes edificios para ayudarte a ver las cosas desde un ángulo diferente.

Mientras que disfrutas de tus vacaciones déjanos a nosotros en Alegra encargarnos de tu contabilidad, nuestro software contable en la nube te permitirá tener un acceso fácil y rápido a toda la información de tu empresa. Además sabemos lo difícil que es para ti dejar tu negocio así sea por unos dias, por eso te traemos esta Guía para manejar tu negocio en vacaciones, para hacer el proceso un poco más llevable.