8 Ideas para enamorar a tus clientes

Dicen que el marketing exitoso se trata de relaciones y no de transacciones, entonces el amor y el marketing tienen mucho en común. Desde el primer acercamiento con posibilidad de amor a primera vista, hasta un desenfrenado romance que puede acabar en una relación de matrimonio o divorcio apresurado.

Para no complicarnos con relaciones superficiales, te explicamos unas ideas para tener éxito en la misión de despertar el amor verdadero en tus clientes, siguiendo la ruta de la atracción, conquista y fidelización.

/

Para atraer

  • Tómate el tiempo para conocerse: Cuando conoces a la persona que te gusta, seguro que te pones en la tarea de investigar sobre sus gustos, intereses, motivaciones, lo que le apasiona, para luego en una primera cita tener una conversación con “coincidencias”. Lo mismo debes aplicar en tu negocio para construir mensajes y comunicar a tus clientes sobre tu producto o servicio con temas que despiertan su interés y generan una perfecta conexión. Por ejemplo, si tu negocio es una tienda de productos orgánicos, lo más probable es que tus clientes tengan un estilo de vida saludable y estén interesados por el cuidado del medio ambiente.

 

  • Muestra tus mejores encantos: Cuando has sentido mucha atracción por alguien a primera vista es porque de inmediato pudiste identificar esas cualidades que lo caracterizan y que te atraen. Para el caso de tu producto puedes lograr ese gran impacto al primer contacto comunicando los atributos que lo hacen único y destacable frente a la competencia. Comunicar esas características con enfoque en los beneficios es siempre más efectivo que usar un discurso descriptivo.

Para conquistar

 

  • Aplica el juego de la seducción:  Una vez que tu cliente potencial ya conoce tu producto, es momento de empujarlo a dar el siguiente paso, es decir, dirigirlo a efectuar una compra. Para lograrlo, recurre a despertar sus instintos con promociones que presionen con el tiempo como: oferta sólo por el fin de semana, 50% de descuento de 5pm al cierre, prueba gratis si te registras hoy.

 

  • Crea experiencias únicas: Si tu cliente ya concretó la compra, es momento de esforzarte por superar sus expectativas. Las experiencias inesperadas siempre quedarán presentes en la memoria, así que es un buen recurso para posicionar tu marca. Algunas recomendaciones son: ofrecerle un excelente servicio, opciones de cambio, asesoría durante y después de la compra, trato personalizado, etc. Es importante que siempre cumplas en tiempo y forma con lo que prometes para no crear decepciones, y da seguimiento a esas acciones hasta obtener resultados positivos.

Para fidelizar

 

  • Reinvéntate conservando tu esencia: Mejorar el producto o servicio de manera permanente significa potenciarlo de acuerdo a las nuevas necesidades de tus clientes. Si por ejemplo, tu negocio es una peluquería puedes agregar servicios complementarios como manicure o masajes, de tal forma que tu cliente no tenga que recurrir a otra empresa.
  • Genera espacios de interacción:La comunicación es la base de toda buena relación, entonces si no escuchas a tus clientes estarás transmitiendo indiferencia y motivando a que se alejen de tu marca. Hoy en día la tecnología y redes sociales facilitan esa interacción. Escúchalos y recibe todos sus comentarios como una retroalimentación para mejorar tu producto, incluso si recibes una opinión negativa es la oportunidad de demostrar tu capacidad para dar soluciones de inmediato y tu preocupación por ayudarlo. Cada vez que publiques en Facebook incluye una pregunta en el mensaje o un call to action para comentar.

 

  • Consientelos:Cuando hablamos de consentir a los clientes nos referimos a hacerlos sentir especiales. Cada detalle cuenta, sólo dependerá de tu creatividad para ofrecerles regalos, beneficios por su lealtad, o algún descuento especial en el día de su cumpleaños.

 

  • Mantente en contacto:Aquí ya no es necesario usar un discurso enfocado en tu producto sino en los intereses y necesidades de tus clientes. Envíales boletines mensuales con contenido educativo o de ayuda, e infórmales sobre las novedades de tu negocio. Estas acciones agregarán valor a la experiencia con tu marca y los mantendrá interesados en recibir información de tu negocio.

Así como dicen que del amor al odio hay un paso, es posible que también aplique a la relación de tus clientes con tu producto. Pero como no queremos que eso suceda, esfuérzate cada día por mejorar esa relación y mantener los buenos sentimientos, ya que la regla a la inversa (del odio al amor) será muy difícil que se cumpla.