¿Cómo encontrar el precio ideal para su producto?

La tarea de encontrar el precio ideal para su producto, puede ser compleja y desalentadora. La clave está en poner en marcha un plan de evaluación continua que permita medir las variables para llegar al precio ideal. 

Generalmente se tiende a fijar el precio con base en los costos de producción y en el entorno, tomando como referente a la competencia. Es importante entender que el precio no representa necesariamente los costos y que tampoco depende de la competencia.

La manera ideal de establecer el valor del producto es realizando una medición con los clientes actuales, para esto es importante analizar lo que piensan los clientes del producto y cómo lo valoran; se debe tener la mayor información posible sobre el nivel de satisfacción del cliente y conocer sus necesidades, de esta manera será mucho más fácil definir el valor.

Es importante entender que el precio no representa necesariamente los costos

Se hace necesario saber cuánto están sus clientes dispuestos a pagar por el artículo o servicio. Al realizarles esa pregunta, probablemente la respuesta no sea un precio concreto, sin embargo existe una manera de aproximarse, permitiendo que elijan entre rangos de precios y de esta manera establecer cuando para ellos es demasiado costoso como para considerar volver a comprarlo y cuando es demasiado barato para cuestionar la calidad del mismo.

Al realizar encuestas, no solo estamos obteniendo información valiosa para la toma de decisiones sino que también le estamos dejando saber al cliente que su opinión es muy importante para nuestra empresa y le estamos dando un espacio de participación en el cual pueda calificar el producto y dar sus sugerencias para mejorarlo.

Esta estrategia aplica tanto para productos de software y hardware, como para servicios y artículos no perecederos.

Si al analizar las respuestas de sus clientes, se encuentra con que no están dispuestos a pagar más que el costo de su producto,

usted debería preguntarse:

r

¿está produciendo el artículo equivocado?

¿su producto está orientado para un público diferente?

d

¿todas las anteriores?

Aquí radica la importancia de obtener información de los clientes, pues vemos que las empresas no logran el crecimiento deseado ni los resultados esperados porque no conocen cuál o cuáles son las necesidades de su público.

Los compradores son todos muy diferentes, eso es algo que se debe tener en cuenta a la hora de vender, se deben ofrecer alternativas en cuanto a precio y producto de acuerdo con las necesidades de cada grupo.

Existen 3 reglas a seguir a la hora de fijar precios:

Fijar el precio de acuerdo a su público:

Se trata de investigar y conocer sus necesidades

La fijación de precios es un proceso:

Asegúrese de evaluar cada 3 o 6 meses para medir los resultados.

Debe tener en cuenta que el precio nunca será perfecto:

Es el resultado de las variables producto/cliente que a su vez están en constante cambio, por lo tanto el precio no debe ser algo estático, sino que se debe estar probando en busca del mejoramiento continuo.

El precio más que el valor de su trabajo, es el resultado de conocer bien a sus clientes.

Tomado de: founderdating.com