El trabajo remoto complementa la vida familiar y el trabajo, permitiendo conciliar y unir ambas áreas. No hay movilización casa-trabajo-casa, esto quiere decir que se podrá compartir más tiempo con los hijos antes y después de la escuela. ¿Pero cómo trabajar en casa con niños?

Idealmente, los padres necesitan lugares de trabajo alejados de distracción para ser efectivos, pero que también les permitan a su vez tener tiempo para ser padres. Si se es empleador debes proporcionar espacios para que los padres expresen sus necesidades, compartan experiencias y de esta manera ayudar a conciliar el rol de ser padres con su rol dentro del equipo. Por ejemplo, en Alegra hemos creado un canal en slack para madres y padres, donde comparten fotos, artículos, mensajes, memes, y aprenden de las experiencias de cada uno.

Es importante tener consciencia de que los niños son inquietos y van a querer saber qué hace papá y mamá cuando están frente a la pantalla, ser tolerantes y dar la posibilidad de que los muestren por cámara también será divertido y será un momento especial para conocer mejor a tu equipo.

Cuando trabajamos desde casa con niños, es importante aprender a separar nuestra vida laboral de la familiar. Haz clic para compartir en Twitter.

Sin embargo, tener hijos en casa, dependiendo de la edad van a demandar más atención y tiempo, además de la responsabilidad de cumplir con los objetivos para la semana, esto puede provocar ansiedad y estrés lo que conlleva a poner en muchas ocasiones en una balanza, la familia o el trabajo. Aquí contamos algunos consejos para quienes trabajan con niños en casa:

Organiza la agenda

Establece horarios fijos para trabajar y para las actividades del hogar. Incluye también un tiempo personal para hacer lo que más te guste: leer un libro, meditar, ver tu serie favorita. Dependiendo de la edad de los niños, coordina horarios para que ellos comprendan que en determinados momentos no deben interrumpir, y deben respetar el tiempo y el espacio de trabajo. 

Cumple la agenda

No te excedas con las horas de trabajo ya establecidas, así no corres el riesgo de descuidar el plano familiar y que se afecten las relaciones con los demás miembros de la familia

Separa el espacio de trabajo

Es ideal tener un cuarto especial para el trabajo, si no es posible, busca un lugar de la casa que funcione y que los niños entiendan que es un lugar sagrado. Estos pueden comprender mejor si se utilizan técnicas visuales, como letreros de “no pasar”. 

Admite que no se puede con todo

Por más expertos que se sea en hacer múltiples tareas y atender a los hijos al mismo tiempo, es importante reconocer que una ayuda no caería mal. 

Busca a una persona de confianza que te ayude en los días más complicados

Hay momentos en los que necesitas prestar más atención en tu trabajo, como en reuniones y videollamadas, por ejemplo. Así que planifica tus días e identifica estos momentos, así sabrás cuándo vas a necesitar ayuda y podrás pedirle a alguien más que  atienda a los niños en los momentos que tú no puedas. Si quieres, también puedes contratar a una persona.

Cambia de espacio

Ve a otros espacios de trabajo. Trabaja un día desde un coworking, por ejemplo, y deja a los niños con la persona de confianza elegida. 

Maneja el estrés

Trabajar con niños en casa no debe ser sinónimo de frustración, busca estrategias para mejorar las respuestas ante situaciones estresantes. En Alegra hemos aprendido a través de la meditación, técnicas de respiración y el mindfulness a mantener la calma y a tomar mejores decisiones ante situaciones difíciles.

Creemos que si pones en práctica todos estos consejos aprenderás cómo trabajar en casa con niños. Todas estas recomendaciones fueron tomadas de las madres y padres de Alegra, quienes forman parte de un equipo remoto y siguen desempeñando sus labores con total eficiencia.