La nube, ¿verdadera aliada del planeta?

Contaminacion en la nube: cómo reducir su impacto en tu día a día

 

El internet cambió nuestros hábitos de consumo. Desde las compras en línea hasta la posibilidad de trabajar en la comodidad de casa, el internet nos ha permitido reducir el consumo de recursos que impactan al medio ambiente. 

De esta forma encontramos una nueva alternativa para cuidar nuestro entorno pero… ¿En realidad no contaminamos con el uso de la nube? 

Tan solo la trasmisión de información por internet, genera entre 25 mil y 35 mil toneladas de dióxido de carbono al día. 

La profesora de sostenibilidad en la OBS Business School, May López explica que los datos se encuentran en un espacio físico que requiere refrigeración, traduciendo la contaminación en dióxido de Carbono CO2.

Estos espacios donde se resguardan los servidores tienen que estar acondicionados con clima, el cual requiere uso de agua para enfriarlos mientras la información que va de tu computadora o celular viajan por  internet. 

Además, es importante considerar que el internet consume el 7% de la electricidad a nivel mundial, según datos de Greenpeace. Misma energía que proviene de recursos naturales no renovables.

Aunque el uso de la tecnología y el internet ayudan a reducir el impacto ambiental, es necesario prestar atención al consumo de estas para decrecer la contaminación digital.

¿Cómo reducir la contaminación en la nube?

Cifras del Big Data Takedown mencionan que el 80% de la población no necesita la información que almacena y, si una de cada cinco personas borrara el 50% de los datos, dos plantas nucleares cerrarían. 

Actualmente, grandes empresas como Google, Facebook, Apple, entre otras, son conscientes del efecto que tienen en el planeta y trabajan en hacer uso de energías renovables como la energía solar o eólica para reducir su impacto.

Entonces, ¿cómo ayudar a que nuestra huella de carbono sea menor en la era digital? La profesora Lopez lo indica y es, empezar a ver la nube como un espacio físico. Es por eso importante hacer un análisis de las herramientas que usamos a diario en nuestro trabajo.

Otra forma de ayudar a reducir nuestra huella en el planeta es con la implementación de pequeñas acciones en nuestro día a día como: 

  • Cerrar las ventanas y pestañas que no estén en uso 
  • Vaciar la bandeja de entrada de correo electrónico 📧
  • Apagar el router de internet si no se está usando  🌐
  • Desconectar ordenadores, videojuegos e impresoras  💻
  • Depurar nuestra colección de fotos y archivos de la nube 🖼️
  • Restringir la reproducción automática de videos en redes sociales 📲

La suma de estas acciones pueden hacer una gran diferencia. ¿Te animas a cuidar del planeta?

Conoce más sobre como impacta tu uso de la nube y qué puedes hacer por él, con esta infografía:

Conoce porque la nube también contamina y qué puedes hacer para cambiar esto
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]