En Alegra somos más de 130 personas (y creciendo) de 13 nacionalidades diferentes que trabajan desde cualquier parte del mundo. Uno de los desafíos más grandes de trabajar remoto es lograr un sentido de pertenencia en el equipo, es por esto que para nosotros es fundamental vivir la cultura de la organización. 

Comunicación:

Al trabajar remoto es mucho más importante buscar estar conectado por los diferentes medios y mantener una hipercomunicación que nos permita conocer de nuestro equipo, de los procesos y todas las tareas que aportan en el día a día.  

En Alegra lo llamamos Sobrecomunicación, y esta debe de ser diaria con nuestro equipo de trabajo, ya sea por correo, chat o videollamada (ver Capítulo 6 de Herramientas Digitales para trabajar remoto de manera efectiva). Es importante que todos estemos enterados de lo que está haciendo la otra persona y buscar alineación. 

De igual forma, es importante tener una metodología de trabajo colaborativa que permita contribuir y tener claridad en que está enfocado el resto del equipo (ver capítulo 7 Metodologías Efectivas de Trabajo Remoto).

Además, en la comunicación no todo es trabajo, en Alegra aprovechamos espacios para conocernos entre nosotros, hablar sobre el fin de semana, sobre lo que estamos viviendo, éxitos profesionales o personales.

Confianza:

Empecemos por entender que cuando se trabaja remoto, hay un voto de confianza para todos los que ingresan, ya que apostamos a que somos personas responsables con su trabajo sin necesidad de control. Adicional, debe haber una honestidad siempre para hablar, cuando pasa algo bueno y sobre todo cuando pasa algo malo. De esta forma se fortalecen las relaciones entre todos. 

Además, confiar es sinónimo de seguridad, de apertura. Se debe buscar que cada uno de los colaboradores confié en los integrantes de la Organización, que tenga la iniciativa de buscarlos y de tener conversaciones abiertas de trabajo, pero más importante personales para generar relaciones sólidas sin tener que verse físicamente. 

Humor:

Es una forma universal de crear vínculos. Por ello, para los equipos remotos es muy importante darle valor a los chistes, memes entre otros. El humor debe ser parte del ADN de un equipo remoto. 

Una buena práctica en Alegra es que tenemos un chat casual y relajado para enviar memes, chistes, anécdotas y en general hablar entre nosotros sobre temas para sacar una sonrisa. 

Las reuniones pueden tener 5 minutos de romper el hielo:

cultura de trabajo remoto, llamadas para romper el hielo

Autodisciplina:

La autodisciplina es una virtud que se adquiere voluntariamente. Sin embargo, se debe de entregar responsabilidad, reconocer lo valioso que es cada función y cargo. Crear compromisos y delegar el liderazgo son acciones que apoyan a la motivación de entregar un trabajo.

 Si quieres saber más, te invitamos a que conozcas algunos consejos para ser más disciplinado trabajando desde casa. 

La comunicación, la confianza, el humor y la autodisciplina son los pilares fundamentales para construir una cultura remota de forma exitosa. Haz clic para compartir en Twitter.

En resumen, para construir una cultura de trabajo remoto de forma exitosa, debemos tener en cuenta que el bienestar es un sentimiento de satisfacción positivo en las personas por lo que debemos trabajar en lograr que todos nuestros colaboradores se sientan cómodos y cuenten con equilibrio emocional y con la oportunidad de crear relaciones. 

Al no tener una oficina física se pierden momentos para compartir, como la pausa activa del café para hablar con tu compañero de piso, el almuerzo con colegas o momentos de esparcimiento después del horario laboral. 

En una empresa 100% remota las oportunidades de relacionamiento deben de ser una actividad más intencional. Por tal motivo, hemos listado algunas actividades que nos han funcionado muy bien en estos años. Si quieres conocerlas, te invitamos a consultar nuestra lista de actividades para integrar a un equipo remoto.