Cómo llevar tu negocio organizado en el 2018

Cada fin e inicio de año marca un ciclo en los negocios, y aunque sólo se trate de un cambio de año nos da la pauta para plantearnos propósitos encaminados a mejorar el manejo de nuestra empresa y ser más eficientes en la operación del día a día.

En Alegra estamos actualizando nuestro sistema constantemente y agregando nuevas funciones para que lleves tu negocio organizado de la manera más fácil. Ahora que ya pasaron los días de descanso, resaca, y ya superaste la depresión post-vacacional, es momento de tomar fuerza para hacer del 2018 un mejor año. Aquí te brindamos algunas ideas para guiarte en el camino de cómo llevar tu negocio organizado:

Aterriza tus objetivos:

Todo objetivo debe caracterizarse por ser medible, realista y desafiante. Entonces, si ya tienes la cifra de crecimiento de ventas de tu negocio del 2017, para definir el objetivo para el 2018 debes partir del análisis de la situación de tu empresa y los recursos que tienes para afrontar retos más ambiciosos. Por ejemplo, si las ventas crecieron un 15% en el 2017, para el 2018 la meta puede ser crecer en un 25-30%.

No juegues con tu tiempo:

El tiempo es uno de los recursos más valiosos en un emprendimiento, y su aprovechamiento dependerá de las horas de calidad que dediques a tu negocio. Hoy en día, las distracciones pueden ser muchas con las redes sociales, por ello es importante medir el tiempo en horas productivas y no por la cantidad. Un buen ejercicio para aprovechar el tiempo es identificar las horas en que te concentras con facilidad y en las que estás más enérgico, así podrás organizar las tareas de acuerdo al momento del día en que eres más productivo para cada actividad.

Fija tu horario de trabajo:

Muchos emprendedores piensan que por el hecho de ser jefes pueden trabajar sin un horario definido, lo cual es un error, ya que ellos mismos deben fijarse el tiempo de trabajo y cumplirlo demostrando compromiso para dar el ejemplo a su equipo. También, generar un hábito es clave para mantener una disciplina en el manejo del negocio, además, así podrás establecer un equilibrio entre tu vida laboral y personal y no dejar que el trabajo te absorba por completo.

Automatiza tareas:

La tecnología es ahora el mejor aliado de todo emprendedor. Según un estudio de McKinsey Global Institute, las empresas altamente automatizadas tienen seis veces más probabilidades de experimentar un crecimiento en sus ingresos de 15%. En este sentido, evalúa las actividades que están demandando más tiempo en tu negocio, como puede ser administración, contabilidad, trabajo en equipo, y encuentra la herramienta tecnológica que te ayude a optimizar el tiempo y eliminar procesos innecesarios, como un software de administración o un CRM.

Reduce el uso del papel:

Plantéate como objetivo aplicar las 3 Rs para cuidar el medio ambiente en tu negocio: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Aplícalo en tus actividades administrativas como uso del papel por ambos lados,  reemplazo de documentos físicos por digitales, utilización de papel reciclado, opta por las facturas electrónicas y aprovecha al máximo Alegra para llevar la administración de tu negocio, que además de ayudarte a reducir el papel reducirás espacio para mantener un orden físico en tu lugar de trabajo.

Ten el control de tus gastos y deudas:

No importa el tamaño de tu negocio, mientras mantengas un control de tus egresos estarás promoviendo unas finanzas saludables y sabrás prevenir cualquier situación de riesgo a tiempo. Con Alegra puedes obtener la información de tus gastos, responsabilidades de pago fijo y el estado de cuenta de tus clientes para conocer la situación de tu negocio en tiempo real.

El 2018 ha llegado con nuevos desafíos y propósitos por cumplir. Un nuevo año para tu negocio es la oportunidad de reinventar y fortalecer esos aspectos que lo hacen único y destacable frente a la competencia. La innovación que trae la tecnología es un aporte necesario para mejorar el desempeño de cualquier negocio, súmalo a tus propósitos y explora nuevas herramientas para implementar en tu día a día. El éxito de tu negocio dependerá de la actitud con la que empieces el nuevo año, ¡a ponerle muchas ganas!