Todo lo que debes saber sobre el Monotributo en Argentina

Monotributo en argentina

 

Cuando se trata del cumplimiento de las normativas fiscales muchas son las dudas que pueden surgir en el proceso, más si estamos iniciando. En Argentina existen distintos tipos de tributos, el monotributo es una de las opciones disponibles para las PYMES.

Por ese motivo, hoy trataremos de darte una explicación simple, pero muy útil sobre lo más relevante del monotributo en Argentina, para que de esta manera sepas con lo que hay que cumplir como monotributista ¡Empecemos!

¿Qué es el monotributo?

El monotributo en Argentina, creado en 1998 bajo la Ley 24.977, es un tipo de régimen especial establecido para el pago de impuestos cuya función es simplificar a los pequeños contribuyentes la carga tributaria. Esto es posible mediante una cuota que comprende la unificación de ciertos componentes tales como IVA y ganancias (Componente impositivo) y aportes de jubilación y obra social (Componente Provisional).

¿Cuáles son los parámetros para la aplicación del monotributo?

Es preciso que para adoptar el modelo de monotributo como obligación fiscal cumplas en tu emprendimiento con requisitos como facturación anual, superficie de locales, energía eléctrica consumida y el monto de alquiler del establecimiento comercial.

El monotributista

Para ser monotributista tienes que cumplir con algunas características fundamentales, tales como la venta de bienes muebles o servicios; integrar una cooperativa de trabajo; formar parte de una sociedad indivisa que continúe con la actividad comercial de una persona física; y/o estar en alguna sociedad de Hecho e Irregulares con un máximo de 3 socios.

Exigencias de la AFIP

Se debe cumplir con ciertos márgenes de ingresos para poder estar dentro de la tabla de costos para ser monotributista. Aquí te mostramos cuáles son las categorías vigentes:

Categoría A: deben cumplir con un monto mínimo anual de $282.445,08, mientras que el monto mensual a pagar es de $2.646,04 para bienes y servicios

Categoría B: el límite para ser de esta categoría es de $423.636,30 y las cuotas mensuales son de $2.958,74 para servicios y bienes.

Categoría C: el  tope de facturación es de $564.848,42 y las cuotas para bienes son de $3.325,20 para bienes y las de servicios de $3.382,38.

Categoría D: deben cumplir con un monto máximo anual de $847.272,66, mientras que las cuotas para bienes y servicios son de $3.894,43.

Categoría E: el límite máximo de ventas es de $1.129.696,82, mientras que el abono de servicios será de $5.239,06 y de bienes de $4.711,20.

Categoría F: la facturación máxima debe ser de $1.412.121,05, con cuotas de $5.416,99 en bienes y de $6.271,01 en servicios.

Categoría G: el límite de las ventas debe ser de $1.694.545,27. Mientras que las cuotas de servicios son de $7.314,35 y las de bienes de $6.167,80.

Categoría H: el límite para ser de esta categoría es de $2.353.535,10, mientras que el contribuyente deberá abonar $12.788.46 en servicios y $10.670,31 en bienes.

Categoría I: los bienes aumentan a $2.765.403,75 y las cuotas a $15.338,57.

Categoría J: el tope de facturación es de $3.177.272,39 y el pago mensual de $17.615,83.

Categoría K: se trata de la categoría más alta con un tope de $3.530.302,65 y una cuota total será de $19.911,30.

Ventajas de ser monotributista

Al pagar el monotributo no solo se está cumpliendo con lo que establece la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), sino que también obtienes beneficios a largo plazo como por ejemplo:

Componente impositivo

Si no estás trabajando bajo una relación de dependencia, es decir, que no perteneces a una compañía o no tienes empleador, podrás utilizar el resultado de tus contribuciones por monotributo a modo de recibir la jubilación. Puedes optar por ella cuando hayas cumplido con el tiempo requerido y cumplido con el rango de edad mínimo para jubilarse.

Por otro lado, puedes tener cobertura médica como contribuyente para ti y tu grupo familiar, lo que representa un beneficio muy atractivo.

Entre otros beneficios también tienes:

Incentivos por cumplimiento 

Al cumplir puntualmente con el pago de los cronogramas mensuales puedes optar por un reintegro correspondiente a un importe del Componente impositivo de un pago mensual.

Múltiples modalidades de pago

Puedes realizar tus pagos por cajero electrónico, transferencia bancaria, débito desde tu cuenta o tarjeta de crédito.

Puedes consultar más información en el Manual de monotributo de la AFIP.

¡Cumplir con la AFIP es posible! Ahora que conoces más sobre el monotributo en Argentina, te invitamos a continuar leyendo más contenidos en nuestro blog y a seguirnos en nuestras redes sociales.