Reenamórate de tu negocio todos los días

Consejos sobre empresarismo hay muchos, tips para hacer efectivos los negocios abundan; pero a veces las empresas funcionan como las relaciones de pareja.

Como las listas están de moda, hay una que puede servirte para motivarte a comenzar nuevos proyectos. Te invitamos a completar estas frases…

1. Estoy comenzando este nuevo proyecto así que…

(Describe aquello que quieres hacer, por ejemplo: ofrecer un nuevo servicio o producto, tal vez ampliar tu local).

2. Usaré el dinero para…

(Plasma tu recompensa, el motivo que tienes para que el proyecto resulte).

3. Si no comienzo con esto me voy a sentir…

(Piensa en aquellas sensaciones negativas que tendrías si no trabajas para cumplir tus objetivos y que quieres evitar).

4. Este proyecto me ayudará a crear…

(Expresa aquellos beneficios que vas a obtener al avanzar en el proyecto. No te centres en lo económico, encuentra motivos desde lo personal y para tu empresa).

5. En seis meses este proyecto se verá…

(Imagina cómo se verá tu proyecto, visualízalo: ¿crees que ya diste los pasos que necesitas? ¿Cómo te sientes al lograrlo?)

No te diremos que mires las respuestas de esta lista todas las mañanas, pero sí por lo menos todos los lunes, así mientras muchos se quejan por el comienzo de una larga semana tú tendrás inspiración que te hará más difícil el querer rendirte.

La lista de deseos

Muchas veces la motivación para comenzar un proyecto radica en aspectos materiales: un carro nuevo, por ejemplo. La motivación puede estar en leer al respecto. Sí, no todo se enfrasca directamente en la temática del proyecto en sí, sino los resultados – no solo anímicos, sino materiales- que puede traerte; leer sobre beneficios del modelo de automóvil que quieres, dónde lo venden, ofertas y reseñas. Todo será información que motive tu actuar en pro de conseguir el objetivo.

La inmersión

Es básicamente sumergirse en la idea a tal punto que nunca se te olvide por qué comenzaste la travesía.  Muchas veces cuando se detiene la inmersión, se sacan excusas para no culminar los procesos, así que no pierdas el foco. Puedes seguir algunos de estos consejos para no desviarte del objetivo:

  • Encuentra expertos que admires, síguelos y trata de aprender lo más que puedas sobre sus experiencias.
  • Suscríbete a blogs, canales de Youtube, fan pages que traten el tema, así siempre tendrás qué leer al respecto.
  • Encuentra gente que tenga tu misma pasión e interés. Puede pasar en comunidades o páginas y grupos de Facebook.
  • Documéntate sobre lo que quieres aprender, así podrás medir el progreso que logras a medida que pasa el tiempo.

Construye tu tiempo

La típica frase que interrumpe los procesos de los emprendedores es “no tengo tiempo”. Y puede que tengan razón: no siempre se cuenta con este a la hora de querer hacer todo lo que se desea. Pero si tomas el ejemplo de la gente efectiva, te darás cuenta de que manejan la jerarquía de lo verdaderamente importante. Tal vez no estés en capacidad de encontrar tiempo suficiente, pero si estás en capacidad de hacerlo posible.

Si te fijas bien, te darás cuenta de que tu línea de tiempo durante el día puede estar dedicándose a cosas y acciones que no aportan a lograr tu objetivo: cuando te  haces consciente de estos espacios de tiempo, le encuentras sentido a la frase “usted no necesita más tiempo, usted sólo necesita decidirse”.

Algunas veces tienes que tomar decisiones más de una vez. Incluso tomar decisiones cada día. ¿Qué decisión necesitas tomar para lograr que tus proyectos sean exitosos?

¡Reenamórate de tu negocio todos los días!