El rol del contador en la era digital

EL rol del contador en la era digital

La forma de trabajo de los contadores es diferente a la de hace algunos años. Mira cómo ha cambiado el rol del contador en la era digital.

Este 17 de mayo se celebra el Día del Contador en Países como República Dominicana, Costa Rica, Panamá, Honduras, El Salvador y Puerto Rico (25 de mayo en México), y por tal motivo es que no quisimos dejar de felicitar a nuestros contadores amigos en su día y, a través de este artículo, hablar de lo importante que es su profesión y lo mucho que ha evolucionado a través del tiempo.  

Hoy en día, para nadie es un secreto que la tecnología ha cambiado el mundo en muchos aspectos, especialmente en la naturaleza de muchos trabajos, sobre todo en la de los contadores que, gracias a la era digital, su valor profesional ha aumentado y se han vuelto fichas clave dentro de las organizaciones.

Según un estudio de Accenture Research, los perfiles más requeridos en el área de contabilidad están siendo aquellos proactivos e innovadores que cuenten con habilidades técnicas actualizadas a las nuevas tecnologías digital.

De hecho, la evolución digital de los contadores la hemos visto a través de Alegra Contador, nuestra herramienta de contabilidad en la nube con más de 5 mil contadores, quienes  tienen un espacio en donde pueden gestionar de forma fácil la contabilidad de múltiples empresas que usan Alegra. 

¿Qué tanto ha cambiado el rol de los contadores?


Como mostramos en nuestra línea de tiempo de la contabilidad, inicialmente la documentación contable se llevaba en tablillas de barro. Más adelante, esta fue tomando importancia y se volvió una actividad exclusiva para una persona específica, quien llevaba la contabilidad de reyes y señores feudales. 

Así mismo, se fueron desarrollaron otros conceptos y el uso de libros contables, hasta que en 1900 surgió la asociación de contadores, y más tarde, en 1905, nació la carrera de Contaduría Pública en México.

Hoy en día, la labor de los contadores ha tomado bastante importancia y la forma en la que llevan a cabo su trabajo dejó de ser como años atrás, ahora se ha vuelto automática. De hecho, muchos contadores desempeñan un rol de auditor, asesor financiero y no de digitador. 

 Es decir, los contadores de hoy en día se apoyan en herramientas tecnológicas que les ayuden a que sus actividades sean mucho más simples, dejándoles tiempo para el análisis, la toma de decisiones estratégicas y la proyección a futuro

Aspectos que debe tener el contador público del siglo XXI:

En vista de todos los cambios que ha tenido el rol del contador y la demanda de perfiles más cercanos a la tecnología, existen algunos aspectos que debe tener todo profesional de la contabilidad para lograr sobresalir de otros:

Inteligencia Artificial (IA)

La contabilidad es una profesión que requiere años de capacitación y práctica pero no está exenta a una transformación en las tareas diarias y es que los modelos de aprendizaje automático bien aplicados por el contador del siglo XXI podrán reducir el fraude, mejorar la confianza y aumentar el cumplimiento. Quien domine este aspecto en la IA estará en el centro de una nueva era contable. Según el informe Practice of Now de Sage, más de la mitad (58%) de las empresas están de acuerdo en que la IA ayudará a mejorar su empresa en el futuro.

Contabilidad en la nube 

Los contadores que dominan la contabilidad en la nube tienen el poder de acceder a los datos de forma directa y simultánea. Por lo que un software cloud como Alegra les ayudará a su información y reportes en un solo sitio y desde cualquier lugar.

Con la contabilidad en la nube los contadores tendrán mucho más tiempo de actuar de manera acertada ante cualquier decisión financiera necesaria. Además, estarán ampliando sus conocimientos en áreas relacionadas con la estrategia del negocio, la planificación y el análisis transversal del mercado.

Si te interesa aprender sobre contabilidad en la nube y quieres certificarte gratis, puedes hacerlo a través de Alegra Academy.

Sistematización integrada

Este aspecto está muy ligado al anterior. El contador de hoy en día debe encontrar en su sistema contable la posibilidad de integrarse con plataformas de cobranzas, pagos, bancos, reportes, sueldos, generación de facturación electrónica, nómina, entre otras y así llevar su trabajo al siguiente nivel con el fin de impulsar los resultados y, en definitiva, las cuentas de las empresas.

En conclusión, es necesario que los contadores se mantengan en constante aprendizaje y logren hacer de la tecnología una herramienta más del trabajo contable. Cuando consiguen equilibrio entre ambas partes, mejoran la productividad y desarrollan la capacidad de proporcionar orientación y consultoría, más allá de sus competencias tradicionales.