Siete propósitos que ayudarán al crecimiento de tu empresa

Este es un año de grandes retos, y si te has aventurado a hacer empresa, ser independiente y proponer nuevas opciones para generar empleo, crecer no será una opción, se convierte ahora en una realidad inmediata, en la cual es importante posicionar tu marca y llegar a nuevos clientes.

Efectivamente, son muchos los objetivos que empiezan a fluir en la mente al comenzar el año, visiones que invitan a catapultar la empresa y empezar a volar para lograr resultados cada vez más importantes. En este sentido, para que puedas enfrentarte a esta idea, a continuación te sugerimos guardar en tu agenda, estas siete oportunidades.

1. “Concéntrate en lo importante, no en lo urgente”

Esta frase, muy común entre las personas con mucha experiencia y varios años de trabajo profesional, nos enseña cómo a veces caemos en la rutina de lo urgente; todo es para ya, y no hay tiempo para ser más estratégicos o sentarse a pensar en nuevos caminos. Por esa razón, concentrarse en lo verdaderamente esencial, te dará la opción de interpretar y madurar nuevas ideas, que luego de ser examinadas, podrán ser el resorte que habías estado esperando para mejorar algunos procesos en tu empresa, alcanzar otros mercados y dar el paso que buscabas hacia el siguiente nivel de crecimiento.

Claves: Concéntrate, piensa, analiza, madura las ideas y ejecútalas.

 

2. Amigos para toda la vida

Las empresas de hoy tienen varios elementos importantes que deben cuidar: la información, su imagen, su equipo humano y los clientes. Por consiguiente, mejorar en todos los niveles el servicio pre y pos venta, será algo que te dará resultados increíbles en tu relación con los clientes. Tu empresa tendrá mayor recurrencia entre ellos y te permitirá ser referido hacia nuevos prospectos. Actualiza tus bases de datos, llama a tus clientes en la fecha de su cumpleaños, envíales una tarjeta digital o quizás un buen regalo, ofréceles información oportuna y verás, no dejes que tu cliente se vaya de tu oficina o local sin haber recibido un poco más de lo que ha venido a buscar. Esto te traerá resultados insospechados y te abrirá la puerta a nuevos horizontes.

Claves: Sonríe, presta atención y ofrece todas las variables de acuerdo a la necesidad del cliente.

3. Mejores procedimientos e ideas concretas

Muchas empresas terminan el año con pendientes o tareas que no se realizaron, empiezan el nuevo año y el ritmo no permite cerrar los capítulos abiertos anteriormente. Lo mejor será revisar los procedimientos frente a todo el desarrollo del negocio, buscando esas fisuras que no han dejado avanzar algunas labores. Luego, reúne a tu equipo de trabajo y planteen juntos soluciones que afinen y dinamicen la ejecución de las tareas y aseguren la conclusión real y óptima de cada requerimiento, esto te sumará puntos para mantener o lograr más negocios.

Claves: orden, exactitud, calidad en la finalización de cada tarea y tiempo para atender nuevas ventas.

 

4. La tecnología, una herramienta de éxito

Muchos siguen pensando que invertir en tecnología es un gasto innecesario y que se debe funcionar con lo que medianamente se pueda. La verdad es que la tecnología (software y hardware) se han convertido en un fuerte dinamizador de las compañías. Por ejemplo, un negocio de educación, al implementar la virtualización, puede generar un valor agregado muy bueno a favor de profesores y alumnos, lo que les permitirá mejores resultados en el aprendizaje y en la interacción con los recursos educativos de la institución.

Claves: mente abierta y tecnifica tus procesos.

5. Cubrir las necesidades de los clientes

Si quieres avanzar al siguiente nivel de relación con los clientes, vale la pena conocerlos de cerca; descubriendo día a día sus necesidades, situación que redundará en el mejoramiento de lo que se les entrega y en la creación de nuevas líneas de servicios o productos.

Claves: Mantén actualizada la base de datos de tus clientes y proveedores, no dejes para mañana al cliente que puedas atender hoy.

 

6. Internet, el vehículo para cruzar fronteras

La red de redes Internet se ha convertido en parte fundamental de la vida, es más, en los próximos años, el Internet de las Cosas (IoT) estará a la orden del día y será normal ver cómo las puertas, las luces, la nevera y hasta la estufa, interactúan entre sí. También, la tecnología werable o que se puede vestir, tomará el control en las vidas de las personas. Y mientras estas cosas empiezan a suceder con mayor frecuencia, la recomendación es usar Internet y las redes sociales para encontrar nuevos clientes y empresas, con las cuales se puedan hacer alianzas. Esto beneficiará de gran forma el crecimiento de la organización. Dale un sitio importante en tu empresa a todos los temas de social media.

Claves: Usa Internet, mantén tu empresa a la vanguardia y aprovecha las ventajas del social media.

7. Capacítate, no creas que lo sabes todo

Siempre hay cosas nuevas que aprender, todo el tiempo los conceptos se vuelven a renovar. Por esta razón, mantener la mente abierta, con el deseo de conocer más, es una actitud positiva para lograrlo. De igual forma, tomar cursos y capacitar al personal permanentemente, le dará a tu empresa un aire de renovación constante.

Claves: mente abierta, curiosidad por saber más y deseo de perfeccionar la capacidad con la cual se ejecutan las tareas cotidianas.

En resumen, convierte tu empresa en un lugar muy agradable, con un buen clima organizacional. Motiva a tus empleados a formar equipos de trabajo, que cada actividad sea realizada con exactitud y con el deseo de ayudar de la mejor forma a cada cliente. Así, empezarás a crecer y a darle a tu empresa, más vida y cobertura en el mercado.

 

Regístrate y descarga

GRATIS

La guía completa para optimizar
tu Pyme en el entorno digital

¡Lo Quiero!